Escapada a Londres: 15 cosas que hacer en la capital británica

Aunque esta inmensa urbe es inabarcable en un solo viaje, son muchas las cosas que pueden hacerse en una escapada a Londres. Estas son mis quince favoritas

Debo reconocer que tenía mis reticencias en cuanto a una escapada a Londres se refiere. Me parecía una ciudad difícil (puede serlo), seria y poco divertida. Me equivoqué por completo. Ha sido uno de mis viajes favoritos de Europa

La capital británica tiene tantísimas cosas por hacer que es imposible aburrirse; además, hay planes para todos los gustos. Pero cuando no tenemos toda la vida para enamorarnos de sus calles, sus monumentos, su arquitectura, toca elegir qué hacer en algunos pocos días. Esta es mi lista de planes favoritos, en orden aleatorio. 

buckingham palace
Palacio de Buckingham ©Ana María Pareja
1- Ver el cambio de guardia en el Palacio de Buckingham

Quizás sea este el mayor de los clichés de Londres, pero uno muy lindo. El interior del Palacio de Buckingham, residencia oficial de la reina Isabel II, puede visitarse entre julio y septiembre; los demás meses toca conformarse con su monumental vista exterior. 

El espectáculo del cambio de guardia se lleva a cabo en la mañana; de mayo a julio es todos los días y el resto del año cada dos días. Conviene llegar temprano y tratar de hacerse cerca del enrejado del palacio. Aquí puedes confirmar los horarios. 

2- Contemplar el Palacio de Westminster y el Big Ben

La torre de 96 metros, que en realidad se llama Elizabeth Tower –el Big Ben es solo la gran campana que hay en el interior del reloj– hace parte del precioso Palacio de Westminster. Este edificio de estilo gótico victoriano alberga las dos cámaras del Parlamento Británico y puede visitarse en los meses de verano. Otra forma es accediendo a algún debate desde las galerías públicas, aunque los cupos son limitados.

Para tener unas vistas estupendas del palacio con su torre y, de paso, también del London Eye (la segunda noria mirador más grande del mundo) hay que caminar hasta el final del puente de Westminster. Lo mejor de una escapada a Londres es tener buenas fotos de todo.

3- Visitar la Abadía de Westminster 

Dicen que es la visita turística más importante de una primera escapada a Londres. Patrimonio de la Humanidad, este templo gótico anglicano es, desde 1066, el lugar donde se han coronado todos los monarcas ingleses. 

Por su arquitectura, por las tumbas de grandes personalidades británicas, por retroceder en el tiempo, por el rincón de los poetas o la sala Capitular. Cualquiera que sea la razón, la Abadía de Westminster merece una visita en cualquier escapada a Londres, ojalá en la primera.

escapada a Londres
Abadía de Westminster ©Ana María Pareja
4- Entrar a la National Gallery 

Antes de entrar en uno de los museos más importantes del Reino Unido, hay que admirar Trafalgar Square. Tras las fotos de rigor, acércate hasta la estatua del almirante Nelson, y posa junto a alguno de los cuatro leones que la acompañan. 

Enfrente se alza la imponente National Gallery. Más de 2.300 pinturas de célebres como Van Gogh, Rembrandt, Tiziano, Velázquez o Miguel Angel esperan a los amantes del arte europeo. La entrada es gratuita pero es necesario adquirir un ticket en su web.

5- Comprar delicias en el Borough Market 

El mercado de abastos más antiguo de Inglaterra –ha servido a los vecinos de Southwark desde el año 1014–, es también el favorito de los más comidistas. Sus más de 100 puestos ofrecen street food de casi cualquier rincón del planeta, frutas, verduras, delicatessen de la más alta calidad y pubs tradicionales. 

El Borough Market ha sido escenario de películas como Harry Potter y se denomina a sí mismo como el punto de encuentro para amantes de la comida; así que es perfecto para comprar alguna delicia y comerla mientras lo recorres entero. 

edificios en La City
Edificios en La City de Londres ©Ana María Pareja
6- Encontrar los contrastes de La City

También conocida como Square Mile –su superficie equivale a una milla cuadrada– la City de Londres es el mayor distrito financiero del mundo. No hay que perderse el curioso edificio de Lloyds of London, ni el mercado de Leadenhall, el segundo más antiguo de la ciudad. 

Aunque, lo mejor de pasear por sus calles es darse cuenta del contraste que hay entre sus edificios. El Banco de Inglaterra, construido entre 1788 y 1828 o Mansion House que data de 1752, frente a The Gherkin con forma de pepinillo de 2004.

7- Subir hasta el Sky Garden 

Apodado el Walkie-Talkie, este rascacielo situado a tiro de piedra del icónico Tower Bridge, alberga el jardín público más alto de Londres. Este oasis urbano envuelto en vegetación exuberante, ofrece sesiones de Dj ‘s las noches de jueves a domingo y diversas opciones de restauración. 

Aunque lo que más visitantes atrae es su increíble terraza al aire libre, con vistas 360 grados del skyline londinense. El acceso al Sky Garden es gratuito pero debe reservarse con antelación en su web y los cupos son limitados. 

escapada a Londres
Tower Bridge ©Charles Postiaux – Unsplash
8- Divertirse en Covent Garden Market 

Situado en el corazón de la ciudad, este histórico mercado llama la atención por su arquitectura y es uno de los más sofisticados de Londres. Es una obra maestra de techos de hierro y vidrio y grandes columnas de piedra.

Los pequeños puestos del Apple Market conviven con tiendas de diseñador, restaurantes, cafés y pubs de alta categoría. Pero la verdadera diversión está a cargo de artistas callejeros, acróbatas, malabaristas y titiriteros que se plantan en medio de La Piazza del mercado. 

9- Tomar una pinta de cerveza en The White Lion

A tiro de piedra del mercado encontramos este auténtico pub inglés en el que disfrutar de una amplia variedad de cervezas en un entorno muy tradicional. Una pinta de  London Pale Ale y el clásico fish & chips; un matrimonio perfecto en The White Lion.

Situado en la esquina de James Street y Floral Street, este pub está situado en un espectacular edificio que data de 1839, aunque fue reconstruido en 1888, tal y como anuncia el cartel bajo un rampante león, en su fachada.

10- Sentirse culto en The British Museum

Por su impresionante colección de arqueología e historia del hombre o por el Gran Atrio con techo de cristal, situado en el centro del edificio. El British Museum es imperdible en cualquier escapada a Londres, y su entrada es gratuita. 

Desde porcelana china hasta antigüedades medievales, los más de siete millones de objetos que alberga el recinto están ordenados según su lugar de procedencia. Uno de los tesoros que guarda es un Moái de la Isla de Pascua. Se llama Hoa Hakananaiʻa y es uno de los pocos que ha abandonado la isla chilena. 

escapada a Londres
St Paul’s Cathedral ©Ana María Pareja
11- Subir a la cúpula de la Catedral de San Pablo 

Tras admirar las vistas desde el precioso y moderno Millennium Bridge, hay que poner rumbo a la Catedral de St Paul. No hay que perderse la cripta, donde están enterrados diversos héroes nacionales o los impresionantes frescos que decoran su interior. Aunque es la cúpula –a 111 metros del suelo– la más visitada. 

Al interior de ella y tras subir 257 escalones encontramos la Galería de Susurros, que gracias a una peculiaridad en su construcción, lo que alguien susurra a un lado se oye perfectamente al otro. Pero el mejor punto es la Golden Gallery, que tras 528 escalones más, nos regala unas vistas inigualables de la ciudad. 

12- Ir de compras al Candem Market 

Camdem Market comenzó a forjar su esencia gracias al crecimiento de la industria musical y a la moda alternativa que vino con ella. Colorido, excéntrico y único en su especie, este mercado es perfecto para pasar un día entero. Su esencia setentera aún continúa y entre sus calles encontraremos tiendas de ropa para todos los gustos

Además, es un hervidero de estudios de tatuajes, galerías de arte y todo tipo de recuerdos y baratijas. Los foodies encontrarán su lugar en Camdem Lock, junto al Regent’s Canal, con una impresionante oferta de puestos de comida callejera de todas las nacionalidades.

esqueleto ballena
Esqueleto de ballena ©Ana María Pareja
13- Sentirte como un niño en el Museo de Historia Natural

En Londres hay museos para todos los gustos, algunos más icónicos que otros. Lo cierto es que el Museo de Historia Natural siempre debería estar en la lista de los imperdibles. Tanto si eres niño, como si quieres volver a serlo; esqueletos, fósiles y plantas es lo que nos espera en él.

La joya de la corona son los enormes esqueletos que decoran los hall centrales. Hay una ballena, un diplodocus y un mastodonte procedente de Chile. Aparte de un rato divertido entre plantas y animales de toda clase, hay que dejarse enamorar por su arquitectura. Tanto el interior como el exterior del edificio son preciosos. 

14- Degustar la comida india de Dishoom 

Dicen que una de las cosas más londinenses es comer en un restaurante indio; Dishoom es mi favorito y tiene varias sucursales en la ciudad. Elegante, asequible y con un aire juvenil, este templo gastronómico rinde homenaje a los cafés iraníes y a la comida de todo Bombay.

Lo mejor es pedir para compartir. Desde un exquisito black daal –lentejas negras cocinadas durante 24 horas–, hasta un chicken tikka, pollo marinado en vinagre blanco y especias. Todo acompañado de arroz basmati y una buena ración de naan, el pan típico de la casa. Para terminar, ¿qué tal un kulfi (polo/helado) de pistacho? 

dishoom london
Platos Dishoom ©Ana María Pareja
15- Perderse por sus calles

La mejor manera de conocer una ciudad, es dejarse llevar y caminar por sus calles sin rumbo fijo. Una ronda de compras en Oxford Street y en Regent Street, las arterias comerciales más importantes de Londres. O quizás deambular por Soho y sus estrechas callejuelas repletas de tiendas más alternativas. 

The Mall, una de las más icónicas avenidas londinenses nos lleva hasta el caótico Piccadilly Circus, en el que admirar las luces neón y los anuncios al estilo de Times Square. Y si nos entra hambre en el camino, hay que buscar la inmensa puerta de Chinatown y entrar a algún buffet asiático o buscar un Burger and Lobster para catar su exquisito lobster roll. 

Hacer una lista de quince planes en esta metrópoli es complicado, porque una escapada a Londres puede tener tantas caras como la ciudad misma. Estos son mis favoritos y los que considero indispensables en alguna visita a la capital británica. ¿Cuáles son los tuyos?

2 comentarios en “Escapada a Londres: 15 cosas que hacer en la capital británica”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba