¿Qué comer en Medellín? Estos son sus platos más típicos

Más allá de la emblemática bandeja paisa (que también), estos son los platos típicos que hay que comer en Medellín

La segunda ciudad de Colombia tiene un espíritu vanguardista sin perder sus raíces montañeras; es una ciudad moderna e innovadora que no olvida sus tradiciones más arraigadas. La gastronomía es uno de sus puntos fuertes, tan sibarita como castiza. Estos son los platos típicos que hay que comer en Medellín, para degustar su lado más auténtico. 

Las mañanas en la capital de Antioquia comienzan con café –el más aromático del planeta– americano, con leche o en preparaciones tan creativas como el Cold Brew Guandolo. Me refiero a un café frío mezclado con lima, agua con gas y panela orgánica, que sirven en Pergamino. 

Esta cafetería –que ya cuenta con cuatro locales– tuesta diariamente el café cosechado en sus fincas y apuesta por un producto siempre fresco. Además del Cold Brew Guandolo, hay que probar sus deliciosos frappés, su americano (negro y sin azúcar) o sus capuchinos espumosos, perfectos para el desayuno. 

Hablando de la primera comida del día, en Medellín se desayuna de muchas formas; unas más contundentes que otras. Mi favorita, la arepa. Esa tortilla de maíz conocida tanto en Colombia como en Venezuela, es uno de los imprescindibles de la cocina típica paisa.

Aunque a la arepa pueden ponérsele diversidad de ingredientes, la combinación ganadora a primera hora del día es con quesito y hogao. El primero es un queso fresco y graso producido en Antioquia, el segundo un sofrito a base de tomate y cebolla. Uno de los platos más top de la lista de qué comer en Medellín. 

arepa y quesito
Arepa con quesito y hogao ©Ana María Pareja

Cultura gastronómica

La anti-dieta antioqueña no entiende de raciones pequeñas, tampoco lo hace de pocas calorías. Solo hay que echar un vistazo a su plato insigne, la bandeja paisa. Un ‘liviano festival’ de frijoles, arroz, huevo frito, aguacate, chorizo, chicharrón, patacón, arepa, carne, plátano maduro y ensalada. 

En Hatoviejo, El Rancherito o Hacienda, tres de los restaurantes más tradicionales de Medellín, la catamos acompañada de mazamorra (maíz cocinado en leche) con panela, otro gran legado de los campesinos. 

La ciudad de la eterna primavera cautiva a sus visitantes con la amabilidad de sus gentes y con cultura en todas las facetas. Además de conservar esas costumbres arrieras, que se ven reflejadas en platos como la bandeja paisa, Medellín es innovadora, cosmopolita, guerrera. 

que comer en Medellín
Bandeja Paisa ©Ana María Pareja

Tan guerrera que decidió plantarle cara a la violencia a golpe de arte callejero. Hace diez años jóvenes miembros del colectivo Casa Kolacho en la Comuna 13 crearon el Graffitour. Un recorrido histórico, estético, político y gastronómico entre graffitis que cuentan la dura historia de los barrios de la zona. 

El lado culinario de la ruta corre a cargo de los habitantes de la comuna. Hay chocolates caseros, empanadas o café. También buñuelos que, a diferencia de los españoles, son salados; hechos a base de fécula de maíz, harina de yuca y queso fresco. 

Aunque, sin duda, las protagonistas culinarias del Graffitour son las paletas de mango verde. Estos helados caseros los prepara Doña Consuelo hace más de 17 años y tienen el punto justo de ácido y dulce. Hay truco para comérselos: con mucho zumo de limón, sal y, si se quiere pimienta negra.

que comer en Medellín
Buñuelos, chicharrón y paletas de mango verde ©Ana María Pareja

Fritanga nocturna 

Al caer la noche toca volver al barrio el Poblado, la zona ideal para encontrar qué comer en Medellín. Allí, entre la variopinta selección de bares y restaurantes nos encontramos con El Social. Una tienda de barrio de toda la vida, con mesas de latón y sillas dispares en la que, a ritmo de salsa, se degusta un festival grasiento pero muy sabroso. 

Entre cervezas y amigos hay que degustar las frituras especiales. Tales como chicharrón (en España conocidos como torreznos), chorizo, morcilla y empanadas –masa de maíz frita– de patata con ají casero. Todos hacen parte de los platos típicos que hay que comer en Medellín; ninguno apto para estómagos débiles. 

aguardiente antioqueño
Aguardiente en El Social ©Ana María Pareja

Para rematar la noche (y quizás el viaje) el homenaje más merecido es el del Aguardiente Antioqueño. Un brebaje a base de anís y caña de azúcar que se bebe en vasos de chupito y se pasa con agua o gaseosa de naranja. 

Aunque no es propiamente un plato, sí que es típico; su receta lleva mejorándose de generación en generación desde hace unos 500 años. Hoy, Antioquia produce el mejor aguardiente del país, un licor que ha pasado a formar parte de la rica cultura gastronómica paisa. 

Saber qué comer en Medellín no es fácil, está repleto de restaurantes de todo tipo, cada cual más bueno que el anterior. Pero cuando se trata de elegir sus platos más tradicionales, todos los paisas lo tienen claro; espero que ahora para ti también lo esté. 

6 comentarios en “¿Qué comer en Medellín? Estos son sus platos más típicos”

  1. Ana Maria describir estos platos me llevó a mi Medellín. Cada persona que visita mi ciudad se va a llevar las mejores sorpresas. Cuánto añoro una arepa de chocolo con quesito jajaj

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba